El recuerdo vivo de "Pepe" Olaechea

"¿Lo conociste a Pepe Olaechea?", una y otra vez la pregunta retumba en los pasillos del Hospital, las salitas o las clínicas médicas de Pinamar. Es que "conocer" a Pepe era quererlo, y quererlo era abrazar con él su pasión por la medicina, por el vecino y por Pinamar. 

"Pepe era un grande. Es, fue y será un grande. Era, básicamente, un ser humano humilde, honesto y digno. En todo lo que emprendió fue digno, inclusive en su enfermedad. Pepe nunca quiso ser ejemplo pero todos los que lo conocieron pueden tomarlo como tal", cuenta Diana Cornide, su compañera de vida, cuando le pedimos que nos defina al Doctor José Dionisio Olaechea, quien naciera un 28 de Abril de 1953 en el Hospital de Coronel Suárez. Pepe terminó la carrera de medicina en 1982 en la Universidad Nacional de La Plata, se capacitó en Azul y en La Plata y participó en la elaboración de politicas públicas en el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires durante el gobierno del Dr. Alejandro Armendáriz. Pepe, historia pura de Pinamar, decidió radicarse aquí en 1990 para continuar su proyecto profesional de promover la salud, fundamentamente en los sectores más vulnerables pero sin perder de vista a toda la comunidad, la que hoy todavía lo recuerda con cariño y respeto.

"Pepe llegó a Pinamar en un 'Fitito', solamente traía sus conocimientos, un poco de ropa y su perro. La gente lo amaba. Desde los abuelos hasta los adolescentes por su onda... Era super fanático de Los Redondos, todo el día escuchándolos estaba..." , detalla con emoción Diana. 

"En Pepe veíamos un tipo especial, casi un hippie, dispuesto a todo, a estar con todos, a darle tiempo e importancia a todos. Era amante de la medicina pero sobre todo era amante de la gente. Su vida eran sus pacientes y eso nunca lo sentimos en nadie más. Yo lo he visto sacar plata de su bolsillo para ayudar a sus pacientes", comparte el Doctor Juan Ernst, quien se considera discípulo de Pepe, y quien generó, a partir del afecto que siente por el genial José, la posibilidad de tener un retrato del recordado doctor en la Sala de Atención Primaria de la Salud de Ostende. Una manera más de mantener vivo el trabajo de José "Pepe" Olaechea.