Gabriel Novoa: El Deporte como apuesta de Vida

Gabriel Novoa recibió un transplante de hígado hace unos años y si bien vivió momentos duros, supo luchar y hoy es un gran nadador que ya compitió en diferentes torneos nacionales y en los "Juegos Mundiales para Deportistas Trasplantados". 

Hoy, puede abrazar a sus hijos y vivir gracias a la decisión de las personas que se anotan como donantes. Gabriel visitó Pinamar, junto al presidente del Cucaiba, Dr. Jorge Raimondi, y otros pacientes que generaron una buena acción de conciencia entre turistas y pinamarenses. La consigna: Tenemos que pensar como posibles receptores, ademas de donantes. 

"Me volví atleta a partir del transplante, antes de lo que pasó no lo era. Esto lo quiero remarcar para que la gente sepa lo que se puede lograr como transplantado. Nunca tuve miedo, fue mi loco todo lo que me pasó pero me recuperé como un hombre nuevo y tuve una recuperación muy rápida. Empecé a hacer deportes para cuidarme y me enganché mucho con la natación. Una cosa llevó a la otra y terminé volviéndome atleta con la posibilidad increíble de haber podido competir a nivel nacional y con la esperanza de poder competir a nivel internacional".

Gabriel cree que va a continuar haciéndolo e inclusive cuenta que fue invitado a nadar en las Islas Malvinas: "Es algo espectacular pero lo mejor que me pasa es poder abrazar todos los días a mis hijos, despertar cada día con alegría y poder seguir enfrentando desafios. Todo gracias a ese donante que tomó la decisión de ser solidario con el otro. El mensaje es claro, donantes y transplantados tenemos que ser solidarios".