Historia

Los comienzos del Partido …

Era un cordón de dunas frente al mar en que cada amanecer las arenas pintaban de dorado el paisaje y se movían al compás del viento. Solo se oía el ruido del mar y el silbido de las cortaderas que crecen en las zonas bajas. Esas dunas constituían los campos denominados “Los Montes Grandes de Juancho”, que pertenecieron a Don Martín de Alzaga, un hombre mayor, terrateniente, quien se casa en 1862 con Felicitas Guerrero, una joven de tan solo 16 años muy bella.

Cuando muere Don Martín en 1870, Felicitas hereda estas tierras que formaban parte de las estancias Bella Vista, La Postrera y Laguna de Juancho. Luego del fallecimiento de Felicitas, víctima de un crimen pasional, estas tierras son heredadas por sus padres: Don Carlos José Guerrero y Doña Felicitas Cueto de Guerrero. Al fallecer este matrimonio heredan sus hijos, los hermanos de la hermosa Felicitas; y entre estos, a Don Manuel Guerrero le corresponden las tierras que llegaban al mar.


Surge Ostende…

En el año 1908 llegaron a estas playas los belgas Fernando Robette y Agustín Poli y le compran a Don Manuel las tierras con el objetivo de proyectar una sofisticada ciudad balnearia con el mismo modelo de aquella ciudad de origen belga cuyo nombre, Ostende, significa “Fin del Este”.

Ya afincado Don Fernando Robette comienza los trabajos para concretar sus proyectos. Se construye un muelle, el Hotel Termas; ese mismo año también se comienza la construcción de la Rambla Sur, la cual intentaba ser un extenso paseo costero.
Estos trabajos se hacían muy duros, ya que además de la inclemencia de los vientos, los materiales para las construcciones tenían que ser enviados desde Buenos Aires, siendo el vapor Cabo Corrientes uno de los medios utilizados para el transporte en esa oportunidad. Por fin el 6 de Abril de 1913, se celebra la ceremonia de fundación de la nueva ciudad y se produce una importante campaña publicitaria para promocionar la venta de los lotes. Luego se construyen las casas de Fernando Robette, la Casa de Retiros Espirituales de los Monjes Carmelitas, la casa de una de las primeras familias en veranear en Ostende, denominada Villa Adela, y también una capilla cuyo dueño era el señor Domingo Repetto, la que años más tarde desaparecería por el abandono y las fuertes tormentas de arena. No obstante, la 1º guerra mundial impidió que el gran proyecto continuara con el ritmo necesario y surgieron las grandes dificultades. Las fuertes sudestadas agregaron su cuota de desazón y las obras fueron abandonadas. Casi todo comenzó a ser tapado por la arena.

 

Monumentos de Ostende y creación de Montecarlo…

Hoy en día quedan como monumentos recordatorios del emprendimiento, la casa de Robette los menhires del único tramo construido de la Rambla Sur, la cual estuvo tapada por la arena durante más de 80 años, y el Hotel Termas, hoy denominado Viejo Hotel Ostende, en el cual se hospedaron celebridades como Saint Antoine de Exupery y Adolfo Bioy Casares.

Creación del bosque de Cariló, Pinamar y Valeria del Mar…

Al sur de Ostende, otro de los herederos de Felicitas, su sobrino Don Héctor Manuel Guerrero, decide en 1918 comenzar a fijar los médanos de su estancia denominada Charles para luego instalar un vivero y plantar especies de diferentes regiones del mundo. Con el tiempo esas plantaciones, que se realizaban con carros tirados por 8 caballos, se transformaron en un bosque tan rico en especies como el que conocemos hoy con el nombre de Cariló, vocablo mapuche que significa “Médano Verde”. En 1960 se comenzó con el loteo de ese bosque y luego con las primeras construcciones.

Actualmente Cariló está declarado “Ley de Paisaje Protegido”, y en ese hermoso lugar se conjugan el bosque con el mar.

Cariló tiene la particularidad de que sus calles no poseen pavimento y los nombres de las mismas están relacionados con la naturaleza con nombres de aves y de pájaros.

Asimismo hubo otro soñador, que aplicó en estas costas lo que había aprendido en sus estudios en Europa, fijar los médanos y a la vez plantar pinos, acacias, eucaliptos y cipreses entre otras especies.

En los últimos años de la década del 30 el arquitecto Jorge Bunge, hombre visionario, se asocia con la señorita Valeria Guerrero, dueña de las tierras y sobrina de Felicitas, ambos conforman una sociedad y el arquitecto Jorge Bunge crea un diseño urbano tan particular como novedoso, trazando las calles en forma de arabescos y curvas para respetar las dunas y ondulaciones del paisaje. Así comienza la fijación de los médanos, apertura de calles y las primeras construcciones como La Hostería, el Hotel Pinamar, al cual llegaban los primeros turistas a hospedarse, el tanque de agua en el Mirador de Galatea y Parque Del Tridente y las primeras casas particulares. El 14 de febrero de 1943, se inaugura Pinamar como balneario y poco después se aprueba el Plan Director de Urbanización presentado por el arquitecto Jorge Bunge.

Unos años después llega el tren a Pinamar, y se crea el camino entre Pinamar y Madariaga.

A mediados de la década de 1940, Valeria Guerrero decide crear su propia villa turística sobre terrenos que eran de su propiedad, se funda entonces la localidad de Valeria del Mar, se realiza la fijación de médanos, se foresta la zona con muchas acacias y en 1960 se realiza el primer loteo, mientras que en 1964 se habilita el primer edificio de departamentos frente al mar denominado “El Atlántico”.

 

 

El Partido de Pinamar actualmente…

En 1978 se crea el Municipio Urbano de Pinamar, independizándose de Gral. Madariaga. Se crea la Ruta Interbalnearia Nº 11, como límite entre Madariaga y Pinamar y como ruta de enlace de todos los Municipios de la Costa Bonaerense. En 1983, se cambia su denominación por la de Partido de Pinamar, quedando integrado por las localidades de Pinamar, Ostende, Valeria del Mar y Cariló. En el año 1993, se declara oficialmente la localidad de Mar de Ostende.

A través de todos estos años las diferentes localidades han crecido manteniendo sus características propias.

Pinamar es una ciudad turística en donde se destacan sus amplias playas, sus frondosos bosques, los valiosos monumentos históricos de Ostende, su historia, su cultura, el hermoso paisaje de Cariló con su bosque de gran follaje y vivos colores y la concurrida zona comercial de Valeria del Mar para disfrutar en familia.