Curso de Manipulación de Alimentos

Todos hemos escuchado hablar de enfermedades que se originan por el consumo de alimentos contaminados. Estas son llamadas Enfermedades de Trasmisión Alimentaria (ETA) y son ocasionadas, principalmente, por la falta de prácticas adecuadas de higiene al preparar y almacenar los alimentos.

La capacitación de los manipuladores de alimentos es la principal herramienta que tenemos, desde la administración pública, para la prevención Enfermedades Transmitidas por Alimentos.

Desde el área de Bromatología, todo el año, se brinda el Curso de Manejo Higiénico de los Alimentos. Que tiene como principal objetivo: concientizar a los manipuladores a través del conocimiento, para generar manipuladores con criterio sanitario, con adecuados hábitos y adecuada conducta higiénica en el puesto laboral.

Asimismo, el hecho de generar un mismo idioma y criterio entre el manipulador y la autoridad sanitaria, hace más efectivo el control y auditoria de establecimientos elaboradores de alimentos (otra de las etapas del Sistema de Inocuidad Alimentaria del Municipio)

Nos encontramos trabajando constantemente en acciones que tienen como fin superior: la prevención de Enfermedades Trasmitidas por Alimentos y una confiable comercialización de alimentos.

Todos hemos escuchado hablar de enfermedades como diarreas y otras de tipo gastrointestinal, que se originan por el consumo de alimentos contaminados. Estas son llamadas Enfermedades Trasmitidas por Alimentos (ETA), que, además de causar efectos adversos en la salud de consumidor, también desprestigian a los negocios de comida y a quienes trabajan en su manipulación, provocando la pérdida de confianza de los clientes y un perjuicio para todos.

Las Enfermedades de Trasmisión Alimentaria (ETA) son ocasionadas, principalmente, por la falta de prácticas adecuadas de higiene al preparar y almacenar los alimentos. Muchas veces se cree que quienes preparan los alimentos son únicamente los chefs, cocineros y aficionados de restaurantes, bares y hoteles. Pero, Manipular alimentos es un acto que sin importar nuestro oficio, todos realizamos a diario. Ya sea como profesionales de la gastronomía, amas de casa, expendedores de alimentos, o como muchas otras personas, que con sus hábitos pueden contribuir diariamente a que los alimentos que consumimos tengan o no, una correcta calidad higiénica que evite o incremente el peligro de accidente o enfermedad. Nuestro aporte como manipuladores resulta entonces clave dentro de un establecimiento de comidas; nuestra labor es de suma importancia para cuidar nuestra salud, la de nuestra familia, la de nuestra comunidad y la del negocio en el que elaboramos alimentos.

La capacitación de los manipuladores de alimentos es la principal herramienta que tenemos, desde la administración publica, para la prevención Enfermedades Transmitidas por Alimentos.

Es por ellos que mes a mes y aun más en esta época del año, previo a la temporada de verano, desde el área de Bromatología se brinda el Curso de Manejo Higiénico de los Alimentos. Este curso-taller busca construir los conocimientos desde la interacción entre alumnos-capacitadores. El objetivo es generar manipuladores con criterio sanitario, que conozcan los peligros involucrados en los alimentos y que cuente con herramientas para disminuir los riesgos de accidentes/enfermedades presentes en los alimentos. En otras palabras, buscamos concientizar a través del conocimiento. Y así, generar hábitos higiénicos en el manipulador y adecuada conducta sanitaria en el puesto laboral.

Asimismo, el hecho de generar un mismo idioma y criterio entre el manipulador y la autoridad sanitaria, hace más efectivo el control y auditoria de establecimientos elaboradores de alimentos (otra de las etapas del Sistema de Inocuidad Alimentaria del Municipio).

En conclusión, el Curso de Capacitación de Higiene de los Alimentos no solo es una exigencia impuesta por la Ley 18284 (Código Alimentario Argentino) para el manipulador de alimentos. Si no que, forma parte de las acciones y responsabilidades que tienen como fin la Prevención de Enfermedades Trasmitidas por Alimentos y la confiable comercialización de Alimentos.