La playa es una poesía

El nuevo Frente Marítimo avanza a paso firme. Balneario tras balneario, la configuración de nuestro bello recurso natural está tomando la forma que deseamos todos, pinamarenses y turistas. Cariló no quedó afuera de esta etapa y sus playas ya tienen los alcances de este nuevo ideal. 

El Parador Neruda es una pieza fundamental en la renovada fisonomía de Cariló y Laura Bernaola, su mentora en cuanto a diseño, nos explica cómo fue el proceso: "Todo el proceso de creación de este nuevo parador fue realmente un sueño. Ni se imaginan cómo fui generando esta idea. Vengo haciendo varios balnerarios pero mi idea acá era acentuar mi mirada orgánica".

¿Por qué organánica?, era la pregunta que se imponía entonces. Laura no tarde en contestar: "Básicamente mi mirada era así, bien orgánica, funcional con lo natural, como una continuidad de lo que me ofrecían los médanos. Por eso el balneario tiene esta forma ondulada tan especial. Veo aquí una especie de ola y de continuidad. Además, es orgánica porque todo lo que utilizamos para esta construcción es totalmente natural y amigable con el medio ambiente. De verdad, estamos muy orgullosos del resultado". 

"Trabajamos en el reciclado, reutilizamos materiales de la construcción anterior, buscamos nuevas técnicas, todas renovables", explica Laura, "Nuestra idea es inaugurar Neruda para fines de noviembre. Además estoy trabajando con otros tres balnearios que se irán inaugurando gradualmente para poder brindar un buen servicio a todos los turista que nos elijan este verano". 

"Mi idea es que el frente marítimo tenía que cambiar. Las construcciones eran obsoletas y tanto material ya no es signo de progreso. La mirada es más cuidadosa, más natural y todo lo que venimos haciendo permite tanto el uso de los paradores como la posibilidad de disfrutar naturalmente del paisaje. Los cambios eran necesarios y es genial que sigamos en este camino de cambio", detalla para finalizar.