En Pinamar le dicimos NO A LA PIROTECNIA