El tinglado del Club Nuevo Amanecer es una realidad

"El Club Nuevo Amanecer es el centro de nuestro barrio", la frase es tan común como cierta en Ostende. Cientos de personas pasan por sus instalaciones diariamente no sólo para practicar deportes sino también para ser parte de un proyecto inclusivo desde lo social. En ese contexto, la construcción del tinglado fue proyecto que buscó darle grandes y novedosas posibilidades al club de Ostende y hoy ya es una realidad. Se trata de una cubierta parabólica de 15x40 que hace un total de 600m2 semicubiertos. Las vigas reticuladas son de hierro liso lo mismo que las columnas y, además, hay un pórtico cada 5 metros. Por otro lado, las fundaciones se hicieron de hormigón armado. Y se hizo una viga de fundación para un futuro estacionamiento. En el predio, se realizaron las bajadas pluviales y también se iluminó con reflectores adecuados para la práctica de deporte de 150 wats, que son un total de 12. 

"Vamos a seguir avanzando. Gracias a esta estructura podemos darle otra contención a los chicos", explicaron desde el club, "No hay que olvidarse que nosotros generamos un espacio de merendero para muchísimos chicos del barrio". "Además, vamos a seguir creciendo con el Taekwondo, el Hockey Femenino, las Escuelas de Fútbol tanto para chicos como para chicas y los entrenamientos para fútbol mayor cuando el clima no acompañe y no se pueda utilizar la cancha. Ahora tendremos la posibilidad de utilizar este espacio bajo techo y maximizando las posibilidades", concluyeron.